La Aristocracia del Barrio

Archivada en Audioteca Toledana

La Aristocracia del Barrio

Buscando información sobre esta canción, encontré que algunas personas pensaban que esta “aristocracia” era la nueva clase media del final del franquismo. Pero creo que en realidad es un poco anterior, entre los años 40 y los 50.

Yo siempre me imaginé a la “aristocracia del barrio” como a unos pachuchos. Baquetones sin trabajo, delincuentes menores, con aires de grandeza, misóginos, egocéntricos y con un sentido de territorialidad muy marcado. Como Tin-tán en “El Rey del barrio”.

La canción es una estampa de la vida urbana en la España de la post-guerra. Y de repente, el barrio puede ser el Barrio de la Merced, por ejemplo. Lo mismo da que sea el de Barcelona o la Ciudad de Mexico, ahí estaba la aristocracia del barrio.

Mejor me quedo con la estampa que imagino de esta canción que hoy presentamos en la Audioteca Toledana. Sin traducción, por supuesto.

Del disco “…Para piel de manzana” editado en 1975, grabado en los estudios EMI-Odeуn de Barcelona y Kirios de Madrid bajo la dirección musical de Ricard Miralles.

Título: La aristocracia del barrio
Letra y Música: Joan Manuel Serrat, nombre artístico de Juan Manuel Serrat Teresa.

Entre el bar y la bolera
rondan las aceras
controlando el barrio desde una esquina.
En el índice una alhaja.
El pelo a navaja.
Salpicando betún y brillantina.
Óigales silbar…
Parecen estar
esperándole vecino
para jugar
un mano a mano a los chinos.

Son la aristocracia del barrio.
Lo mejor de cada casa
tomando el sol en la plaza.

Tienen a la madre anciana,
virgen a la hermana
y en las Ramblas, una que es del asunto.
Un padre que murió un día
y la filosofía
del tapete, el compañero y el punto.
Mírenlo burlar…
Sin pestañear…
Nació chulo y sin remedio.
Pide con seis
y se planta en dos y medio.

Son la aristocracia del barrio.
Tahúres, supersticiosos,
charlatanes y orgullosos.

Traficando en transistores,
en encendedores,
en cosméticos y en bisutería
hasta que el cante de un socio
les cierre el negocio
como poco por seis meses y un día.
Igual que se van
reaparecerán
hechos un figurín, pero
con el color y el perfume del talego .

Son la aristocracia del barrio.
Tránsfugas independientes
mejorando a los presentes.

Si les sigue usted los pasos
verá más de un caso
en la puerta de un Juzgado de Guardia,
que por la hembra y el retaco
deja hasta el tabaco
y hurga en las demandas de La Vanguardia.
Envejecerán
horneando pan.
Cada cual muere a su modo.
Qué se va a hacer
si ha de haber gente pa’ todo.

Y la aristocracia del barrio
sentimentales y buenos
en el bar, le echan de menos.

Javier Sanchez Toledano

Auditor Líder ISO 9000 ● Desarrollo Web Full Stack ● Django/Python ● JavaScript · NodeJS · Angular · VueJS · EmberJS ● Swift 4 ● WordPress · Genesis Framework ● Lector ● Fotografo aficionado ● Generación X ● Soy de Tlaxcala

Tlaxcala, México

Comentarios